Radio/fullwidth/#780000

Mucho que ver y comer en Lima







Creo que para hablar de Perú, tendré que hacer tres grandes historias, comenzare por Lima y sus alrededores como capital y luego me trasladare a Cusco y Machu-Picchu, dos experiencias eco turística que todo ser humano quisiera tener.

El Perú es un país que cuenta con variados atractivos turísticos, debido a su cultura, regiones geográficas, rica historia y gastronomía.

Este país cuenta con más de cien mil sitios arqueológicos, razón por la cual el ochenta por ciento del turismo receptivo es de carácter cultural. El Perú es un país rico en diversidad de animales y plantas.

En la ciudad de Lima existe variedad de atractivos de gran interés turístico como es el Centro de Lima donde es interesante visitar: el Palacio de Gobierno, La Casa de Pizarro, Catedral de Lima, Palacio Arzobispal, Cerro San, Cristóbal, Convento de Los Descalzos

Miraflores

Miraflores era un pueblo de pescadores y un recatado balneario limeño, pero gracias a su posición estratégica, se convirtió en el nuevo eje de la ciudad. Primero se convirtió en la zona residencial y aristócratica de Lima y hoy se ha transformado en el nuevo centro comercial de la ciudad de Lima.

El Callao

Ubicado al noroeste de Lima. El Callao es el principal puerto del país, y es la zona de entrada y salida de pasajeros y carga hacia todo el mundo.
Aquí se encuentra el aeropuerto internacional. La Fortaleza del Real Felipe. Y el conocido faro de la Plaza Grau.
Desde este puerto es posible realizar paseos en bote hacia las islas de San Lorenzo y El Frontón.

Un poco de Historia
Lima, también conocida como la Ciudad de los Reyes es la capital del Perú. Fue fundada por Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535, y fue la capital del Virreinato del Perú. Está ubicada a orillas del Océano Pacífico. Es la ciudad más importante del país, y alberga al 26.6% de la población total.

Desde su fundación, Lima ha conservado la altivez y grandeza de una gran ciudad. Sus misterios, riquezas, batallas, mitos y tradiciones narran hechos mágicos y entrañables, como el de un muro con un Cristo dibujado que quedó en pie tras un terremoto devastador y dio inicio a una fe que se extiende y crece hasta nuestros días; o la historia de una piedra tallada por el diablo en pleno centro de la ciudad; o la de una bruja europea enterrada en un cementerio de Lima; o los misterios insondables de las catacumbas que recorren subterráneamente la ciudad, y que comunican los puntos más importantes de una ciudad llena de secretos, poblada de balcones virreinales y alamedas de ensueño, tardes de sangre y arena en la Plaza de Toros.

Sin embargo, Lima no es sólo historia y tradición, también es modernidad y entretenimiento. El desarrollo y trabajo de los peruanos se refleja en su centro financiero y centros comerciales, ubicados en distritos como Miraflores y San Isidro, que reúnen el avance empresarial de la nación y son el corazón de la actividad trascendente de la economía peruana.

De Compras en Lima

Una de las cosas que me gusta hacer cuando viajo es visitar los mercados y ferias artesanales en Lima creo que no puede tener límites ya que todo lo que veía era de mi agrado y de una vez lo compraba. Me sorprendía la abundante artesanía que había y en verdad son cosas que no quieres dejar de comprar.
Es una capital con muchas cosas que ver y comprar, no me puedo quejar sobre todo que estaban abiertos hasta altas horas de la noche.

Comer
Bueno en verdad no tuve limite al comer, creo que aumente como 6 u 8 libras pero con mucho gusto, es que la gastronomía de Lima es súper variada, económica, alimenticia y buenaaaaaaa.

Dicen que cuando el conquistador español pisó las tierras del antiguo Perú en las primeras décadas del ya lejano siglo XVI, no halló mejor forma de saciar su hambre que probando el maíz, la papa, el maní, la palta, la yuca, el camote, el pescado seco y salado, la exquisita carne de alpaca y el soberbio ají.

A todo ello, como para no perder su identidad, le agregó algunos elementos de su propia despensa: unos primorosos dientes de ajo, el ácido jugo de los limones, y un chorro de aceite de oliva. En ese preciso instante, empezó a gestarse una de las mejores cocinas del mundo: la peruana.

El ámbito gastronómico fue entonces donde se entendió mejor el antiguo habitante del Perú y el conquistador español. Un entendimiento que se cimentó sobre la base, como dicen algunos estudiosos, porque es la parte más permeable de toda cultura, y porque es la más cercana al placer, a la necesidad y al hambre.

En esos avatares, los españoles dieron cuenta de rebaños enteros de alpacas, y sustituyeron alegremente el pan de trigo por el pan de maíz. Y apenas se establecieron en las ciudades que fundaban mientras dominaban el imperio, tuvieron la sapiencia de hacerse traer de la península ibérica el arroz, el trigo, las aceitunas, el azúcar y la caña de la cual la extraían, además de rebaños enteros de chanchos, ovejas y vacas.

Todos estos ingredientes se mezclaron en la mesa del conquistador. Asumieron nuevas formas. Desplegaron nuevos aromas. Crearon nuevos sabores. Y así como el español se acostumbró a comer la papa y el maíz, el antiguo habitante peruano aprendió a comer el trigo, la carne de chancho y de vaca, y naturalmente adquirieron el uso de los condimentos.

A este interesante mestizaje culinario hay que sumar dos elementos adicionales: la mano morisca de las cocineras árabes que trajeron los conquistadores españoles, y la mano de los esclavos negros, que llegaron en gran número en los dos siglos posteriores.

Así pues, de aquel milenario proceso surgió el soberbio cebiche peruano, la arcaica carapulcra criolla, los anticuchos de corazón de buey, el tamal serrano envuelto en hojas de achira o el picoso ají de gallina.

Agradecimiento


Pese a que en Lima fue que comenzó mi trayecto turístico quiero agradecer a personas que me aportaron mucho y me ensenaron que a parte de la comida, los monumentos históricos y cultural, el peruano tiene un corazón grande y lleno de amabilidad que hace que el turista vuelva, como pienso volver yo.
Su gente con su cortesía son parte de las cosas que me llamó la atención de Lima y la tendré en mi mente y corazón por toda mi vida.

Comentario en Blogger
Comentario de Facebook

  1. Que chevere que te haya gustado mucho el Perú y que hayas aprendido también, me avisas cuando regreses para mostrarte mas cosas =P
    un abrazo
    Mauricio

    ResponderEliminar
  2. Muy informativo tu blog sobre Lima querido Salvador, espero esa experiencia se refuerze con una segunda venida. Sabes que aqui te esperamos con los brazos abiertos. Abrazos!
    Manuel Ghiorzo

    ResponderEliminar

:ambivalent:
:angry:
:confused:
:content:
:cool:
:crazy:
:cry:
:embarrassed:
:footinmouth:
:frown:
:gasp:
:grin:
:heart:
:hearteyes:
:innocent:
:kiss:
:laughing:
:minifrown:
:minismile:
:moneymouth:
:naughty:
:nerd:
:notamused:
:sarcastic:
:sealed:
:sick:
:slant:
:smile:
:thumbsdown:
:thumbsup:
:wink:
:yuck:
:yum:

Artículo siguiente
Entrada más reciente
Artículo anterior
Entrada antigua

Infantil Dicom

Infantil Dicom
DICOM

Hotel Residencial del Paseo

Sígueme en Twitter

Recorriendo con Salvador

Edición Nueva

GoldiumCruceros.com