Radio/fullwidth/#780000

Pocos días pero grandes cosas que ver en Santiago de Chile






A pesar de haber llegado como a las 3 de la mañana a Santiago de Chile, y el taxi ir recorriendo sus calles, y sentir su clima, que en ese momento era bien frio, me pude dar cuenta de que ese mismo día, pero más tarde me esperaban muchas aventuras.

Al descansar como 5 horas, con los amigos del curso decidí desayunar y emprender el día, ya que la vida del turista no es nada fácil, eso dicen algunos.

El diseño original de la ciudad de Santiago consideraba 35 manzanas en torno a una Plaza de Armas y limitaba a ambos costados con los dos brazos del río Mapocho, uno de los cuales es hoy la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins, principal arteria santiaguina.

De acuerdo a informaciones en las guías y también haber leído, Santiago se ha convertido en una ciudad moderna, de más de 6 millones de habitantes, que concentra gran parte de la actividad cultural, económica, industrial y comercial del país.

La mescla arquitectónica en sus área céntrica pude ver edificios antiguos, las sedes de las instituciones más importantes, los museos y monumentos destacados, que representan gran parte de la historia de la ciudad y del país.

Santiago posee un clima mediterráneo templado cálido con una temperatura media anual de 14,5ºC. La estación seca es prolongada y las precipitaciones invernales se extienden desde mayo a septiembre, aproximadamente, con temperaturas promedio de 21,5ºC en enero y 8,4ºC en julio. La pluviosidad promedio es de 256,3 mm.
A lo largo de sus 458 años de existencia, Santiago ha sido destruida y reconstruida varias veces: a seis meses de su fundación fue arrasada por los mapuches y los terremotos de 1647 y 1730 sólo dejaron en pie un par de edificios.
Fueron estos desastrosos eventos que, en conjunto con la consolidación de la ciudad como capital del país, contribuyeron al remodelamiento de la ciudad.
Desde el período de la Colonia hasta nuestros días, los gobernantes se han preocupado de realizar obras urbanas de importancia. La Casa Colorada (1769), el Puente de Calicanto (1780), el Palacio de la Moneda (1805), la Alameda de Las Delicias (1820), el Cementerio General, la transformación del Cerro Santa Lucía en un paseo (1872), el edificio del Congreso Nacional (1875) y la canalización del río Mapocho (principio del siglo XX), entre otras, han contribuido en convertir a Santiago en una ciudad con un rico pasado y un prometedor futuro.
Aunque algunos de mis amigos les pareció poco simpático algunos de sus ciudadanos, yo que tuve la oportunidad de recorrer más que ellos pude comprobar que no todo es lo que se dice. No me puedo quejar de su gente y amabilidad, de su comida, de su cultura y sobre todo del país que nos acogió por pocos días pero con grandes cosas.
Queda en mi mente los lugares de interés donde fui, principalmente el Santuario de La Naturaleza Yerba Loca, Paseo Peatonal Londres, La Chascona, Plaza de Armas, Cerro San Cristóbal, Catedral Metropolitana, Plaza de la Constitución y Vario Bellavista, entre otros.

Comentario en Blogger
Comentario de Facebook

:ambivalent:
:angry:
:confused:
:content:
:cool:
:crazy:
:cry:
:embarrassed:
:footinmouth:
:frown:
:gasp:
:grin:
:heart:
:hearteyes:
:innocent:
:kiss:
:laughing:
:minifrown:
:minismile:
:moneymouth:
:naughty:
:nerd:
:notamused:
:sarcastic:
:sealed:
:sick:
:slant:
:smile:
:thumbsdown:
:thumbsup:
:wink:
:yuck:
:yum:

Artículo siguiente
Entrada más reciente
Artículo anterior
Entrada antigua

Infantil Dicom

Infantil Dicom
DICOM

Hotel Residencial del Paseo

Sígueme en Twitter

Recorriendo con Salvador

Edición Nueva

GoldiumCruceros.com