Radio/fullwidth/#780000

Berlín un lugar para visitar más de dos veces










Por: Salvador Batista
Fotos: Salvador Batista



Esta es la segunda vez que viajo a Berlín, Alemania, y de verdad que no me canso de caminar sus calles y monumentos, pese a un clima relativamente frio cuando estuve, me dio mucho gusto conocer nueva vez cada rincón de esta ciudad.

Sus avenidas, edificaciones y demás monumentos tienen una historia, en la mayoría de los casos no muy agradable, pero si muy interesante, lo cual no te limitan a seguir conociendo más de su gente y todos sus acontecimientos.

Mi segunda visita inicio en el Muro de Berlín, ubicado junto a la Puerta de Brandemburgo. También denominado "El Muro de la Vergüenza" o la "barrera protectora antifascista".

De acuerdo a informaciones este muro se mandó a construir a raíz de la acentuación de la Guerra Fría y del gran éxodo de alemanes de la zona este al oeste, en busca de mayor libertad y calidad de vida.

Cuando lo vez puedes contemplar restos del muro y en ciertos lugares de la ciudad hay placas en el suelo que señalan por donde estaba levantado. Y aún es posible ver algún graffiti o pintada que representaron la esperanza del pueblo berlinés tras la caída del muro.

La Puerta de Brandemburgo

Otro monumento emblemático de la ciudad, como así también de toda Alemania es la Puerta de Brandemburgo. Esta fue inaugurada en 1791 y es una enorme construcción de 26 metros de altura.

El mismo muestra el orgullo y el drama de esta ciudad ya que tras la derrota y división alemana, la Puerta de Brandemburgo fue emblema de la división. Era parte integrante del famoso muro que dividía las dos ciudades.

Hoy es símbolo de la unificación y de la libertad de Alemania tiene un arco del triunfo que se construyó a finales del siglo XVIII coronado por la Cuadriga, obra del escultor Johann Gottfried Schadow de estilo neoclásico.

La Puerta de Brandemburgo está situada justo delante de la Pariser Plazt, al final de la avenida Unter den Linden, y marca el comienzo del magnífico parque Tiergarten y de la gran avenida del 17 de junio.

Catedral de Berlín (Berliner Dom)

Si decides visitar Berlín no dejes de conocer la Catedral de Berlín (Berliner Dom) la cual se construyó entre el 1895 y 1905 con un estilo renacentista italiano, reemplazando una catedral anterior.

En este lugar había un templo barroco que remozó K. Friedrich Schinkel, pero en el final del XIX fue demolida para hacer el masivo edificio actual, que fue gravemente dañado en la Segunda Guerra Mundial y que no se terminó de restaurar hasta el final del siglo XX.

Su interior está decorado con obras de grandes artistas prusianos, y destacan la magnífica pila bautismal, obra de Christian Daniel Rauch, el mosaico y su altar mayor. En ella descansan los restos de la familia real prusiana.

También destaca el gran órgano, y es una auténtica delicia escuchar los recitales que se ofrecen a diario a las tres de la tarde.

El Reichstag

El Reichstag, Parlamento alemán de estilo neo-renacentista, fue construido entre 1884 y 1894 por el arquitecto Paul Wallot. El Reichstag es la sede del Bundestag o Parlamento alemán desde 1990. Dicho término es una composición de las palabras Reich (imperio) y Tag (asamblea).

Durante la guerra, el Reichstag quedó gravemente dañado y su restauración concluyó en 1972. Años más tarde, y obra del diseño del afamado arquitecto Norman Foster, se añadió un elemento innovador en forma de cúpula de vidrio, y ésta ha contribuido a hacer del monumento un sitio muy visitado por los turistas.

Al igual que la Puerta de Brandemburgo, el Reichstag ha sido testigo de sucesos que han marcado la historia, como la proclamación de la República desde una de sus ventanas, o la llegada al poder de Adolfo Hitler.

Parque de Tiergarten

Para los que quieran descansar después de un día de recorrido en los museos, catedrales y demás, Berlin tiene el Parque de Tiergarten, el lugar más famoso de la ciudad ocupa más de 200 hectáreas, y se convierte así en el gran pulmón verde.

El Tiergarten fue en el pasado coto de caza de la nobleza prusiana, pero más tarde se convirtió en el inmenso espacio verde que hoy es. Además, lo que es más llamativo y singular del parque es que está en pleno centro.

Lo cruza la gran avenida 17 de Junio, y en él podemos encontrar desde la Columna de la Victoria, hasta el monumento a Bismarck o a Richard Wagner. También podremos apreciar el Palacio de Bellevue, residencia principesca edificada en 1795.

Es un placer poder pasear por el Tiergarten admirando sus múltiples rincones. También es interesante para quienes aman el mundo de los animales. Aquí está el zoológico berlinés.

Checkpoint Charlie

Mi recorrido no concluyo en el parque sino que esta vez conocí Checkpoint Charlie el cual es un paso fronterizo que servía de puerta de acceso entre las dos zonas de la ciudad para los aliados, diplomáticos y no-alemanes entre 1961 y 1990.

Se hizo famoso por ser uno de los símbolos de la guerra fría, ya que estaba enclavado en uno de los puntos críticos de presión, en el enfrentamiento global entre el Este y el Oeste, y fue una zona testigo de casi un centenar de muertes.

El museo que lleva su nombre está muy cerca y está dedicado a la historia del muro, es bastante interesante. Entre otras cosas muestra pedazos de muro, la última bandera soviética y una serie de ingeniosos artilugios, que se usaban para intentar escapar de la antigua Alemania del Este.

Alexanderplatz Berlín

Seguí con Alexanderplatz Berlín el cual sus ciudadanos la conocen muchos como Alex. Ésta gran plaza es un sitio muy popular y un importante centro de transbordo de pasajeros.

En la antigüedad fue un mercado de venta de ganado, y le dio nombre el zar Alejandro I de Rusia que la visito en 1805. Se convirtió en el corazón de la noche berlinesa allá por 1920, en su época de auge social.

Está ubicada en el centro del antiguo Berlín Este, bastante cerca del río Sprée y el Ayuntamiento Rojo. También está justo a un lado el Fernsehturm, que es la alta torre de televisión que sirve de referencia al viajero, puesto que se ve desde muchas zonas de Berlín.

En Alexanderplatz hay una famosa estructura que es un reloj en una original plataforma que indica la hora mundial. La plaza fue rediseñada en los y después de la guerra sufrió cambios y algunas reformas al igual que muchos edificios que la rodean.

Monumento al Holocausto

Algo que no dejé de visitar nueva vez fue el Monumento al Holocausto finalizado en el año 2005 y ubicado cerca de la Puerta de Brandemburgo. El monumento forma parte del proceso de superación de la culpa, según su diseñador.

Tras largos y polémicas situaciones que se presentaron en su diseño el monumento es un homenaje y recuerdo al pueblo judío, que sufrió la persecución y la matanza por parte de los nazis.

Son cerca de 3000 bloques rectangulares que impresionan, entre los que se puede caminar por los pasillos, que en ocasiones se van inclinando.

Debajo del monumento hay un centro de información subterráneo, que muestra la historia de las víctimas y las atrocidades que vivieron.

Comentario en Blogger
Comentario de Facebook

:ambivalent:
:angry:
:confused:
:content:
:cool:
:crazy:
:cry:
:embarrassed:
:footinmouth:
:frown:
:gasp:
:grin:
:heart:
:hearteyes:
:innocent:
:kiss:
:laughing:
:minifrown:
:minismile:
:moneymouth:
:naughty:
:nerd:
:notamused:
:sarcastic:
:sealed:
:sick:
:slant:
:smile:
:thumbsdown:
:thumbsup:
:wink:
:yuck:
:yum:

Artículo siguiente
Entrada más reciente
Artículo anterior
Entrada antigua

Infantil Dicom

Infantil Dicom
DICOM

Hotel Residencial del Paseo

Sígueme en Twitter

Recorriendo con Salvador

Edición Nueva

GoldiumCruceros.com