Radio/fullwidth/#780000

La Isla de la Muñecas en México es un atractivo turístico

De acuerdo al Diario Popular, aunque México está lleno de paradisíacos lugares, hay uno que en lugar de placer produce terror:  la Isla de las Muñecas. En medio de un pantano, las cabezas de bebés de plástico cuelgan desde los árboles o de los techos de las casas. Y muchos turistas visitan el lugar para saber quién  habitó lo habitó y cómo murió. 

“Qué aspecto macabro logra tomar con el tiempo algo tan lindo como un muñeco, por Dios! De sólo pensarme se me erizaba piel!… ni loca me quedo sola  recorriendo la isla!… cómo no iba a morir de un infarto el pobre, viviendo rodeado por ellos! Muy espeluznante, realmente!”. Eso  comenta una lectora de un blog en el que se lucen imágenes impactantes de la Isla de las  Muñecas. Se trata de uno de los sitios naturales más aterradores del mundo, y se ubica en  Xochimilco, lugar paradisíaco cercano a México D.F.

El islote causa terror entre canales laberínticos y pequeñas islas agrestes. Es que fue decorada  durante años por Julián Santa Ana Barrera, un sujeto muy particular que murió, pero que su  impronta permanece viva en los cientos de turistas que visitan el lugar a diario. Según cuentan los que lo conocieron, Julián siempre fue un tipo humilde y retraído. Todos los días bajaba al pueblo con su carretilla para vender lo que plantaba en su pequeña isla. También se convirtió en una  especie de peregrino, y pregonaba la palabra de Dios por las esquinas.

Años más tarde, a Julián le veían recogiendo siempre muñecas de donde las podía encontrar  hasta que al nal prácticamente desapareció de la vida pública del pueblo. Su sobrino Anastasio le vendía las hortalizas y según el mismo Anastasio relató, su tío llenó la isla de muñecas para  “espantar a los espantos”, luego de que una joven se ahogó cerca de su terreno. Julián le contó  que un día en el canal, frente a su chinampa, una joven se ahogó y desde entonces se oían voces, pasos y lamentos de mujer, por lo que se le ocurrió protegerse con muñecas.

A principios de abril de 2001, el anciano se acercó al canal para pescar, mientras le comentaba a  su sobrino que una sirena se lo quería llevar, pero él le iba a cantar para que no lo hiciera.  Anastasio se fue a ver las vacas y cuando regresó, ya no había nada que hacer: Julián había  muerto de un infarto y había caído al canal. Ahora el lugar es conocido como la Isla de las Muñecas; ahí se pueden ver decenas colgadas en árboles y casas. Son tantas que las  autoridades planean crear un museo para guardarlas. 

Como parte del proyecto ecoturístico en Xochimilco, la actual administración rehabilitará canales  para atraer más visitantes, quienes podrán realizar actividades como pesca y canotaje y, por qué  no, visitar la que podría ser la isla más tétrica de México.

Comentario en Blogger
Comentario de Facebook

:ambivalent:
:angry:
:confused:
:content:
:cool:
:crazy:
:cry:
:embarrassed:
:footinmouth:
:frown:
:gasp:
:grin:
:heart:
:hearteyes:
:innocent:
:kiss:
:laughing:
:minifrown:
:minismile:
:moneymouth:
:naughty:
:nerd:
:notamused:
:sarcastic:
:sealed:
:sick:
:slant:
:smile:
:thumbsdown:
:thumbsup:
:wink:
:yuck:
:yum:

Artículo siguiente
Entrada más reciente
Artículo anterior
Entrada antigua

Infantil Dicom

Infantil Dicom
DICOM

Hotel Residencial del Paseo

Sígueme en Twitter

Recorriendo con Salvador

Edición Nueva

GoldiumCruceros.com